Toda Habilidad-Discapacidad

Base Bíblica

Nuestra organización opera bajo la siguiente base bíblica la cual aplica a todos los creyentes en Cristo, indistintamente si tienen o no algún tipo de impedimento.

1. Todas las personas son creadas a imagen de Dios.

“Entonces dijo Dios: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen …” Génesis 1:26

Dios crea a todos los seres humanos a su imagen. Esta imagen no es una característica medible o un conjunto de características. La imagen de Dios se refleja de manera única en cada persona.

2. Todos los creyentes en Cristo son llamados a las buenas obras.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas..” Efesios 2:10

Dios llama aquellos redimidos por la sangre de su hijo Jesús para expresar su imagen divina a través de sus características únicas. Las características de cada persona, incluyendo las discapacidades, son aspectos valiosos e indivisibles de las personas.

3. El Espíritu Santo otorga a todos los creyentes dones especiales.

“Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.” 1 Corintios 12:4

Dios provee a todos los creyentes regalos únicos necesarios para obedecer su llamado divino. Los dones que Dios ha dado a cada persona son necesarios para el establecimiento de reino de Dios en la tierra.

4. Todas los creyente son invitados por Dios a participar en su Iglesia.

“A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para el bien común.” 1 Corintios 12:7

Dios invita a todos los creyentes a confiar y participar en el ministerio de la iglesia. Dios continuamente capacita a cada miembro del Cuerpo de Cristo, para reflejar su imagen divina en formas que ministren y beneficien a la iglesia y la comunidad en general.

5. Los creyentes con discapacidades son indispensables en la vida de la Iglesia.

“Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles son indispensables,” 1 Cor. 12:22

 En lo que concierne a la Iglesia de Jesucristo, los miembros del cuerpo que parecen ser mas débiles son en realidad los mas necesarios.  Por lo tanto, la labor de incluir las personas con discapacidades no es solamente un asunto de justicia social, sino un aspecto imprescindible en todas las congregaciones cristianas sobre la faz de la tierra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *