Angélica Monteagudo: Hija del Rey Contra Viento y Marea (parte 2)

Esta es la segunda parte de la serie: “Hija del Rey Contra Viento y Marea” por Angélica Monteagudo . Le invitamos a dejar sus comentarios en la parte baja de esta página. Comparta esta historia de fe y valentía con sus seres queridos.  Para recibir notificaciones de las próxima entradas, favor subscribirse a este portal cibernético. Bendiciones!
  
Toda Habilidad-El Salvador
Calles de Soyapango, El Salvador

Hija del Rey: Una parte de mis estudios los realicé en San Francisco Gotera, Departamento de Morazán y finalicé el Bachillerato en Soyapango, municipio de San Salvador. Los que conocen ese municipio se darán cuenta que no es uno muy amigable. Pero Dios cuido de nuestras vidas, especialmente cuando nos transportábamos en esos buses que viajan a una velocidad extrema. Buses que estaban en estados mecánicos no muy favorables; en un tráfico difícil, en medio de todo esos obstáculos yo veía mis oportunidades.

Fue así que tejí mis sueños de convertirme en una estudiante universitaria. Mis padres no tenían los medios económicos para pagarme una universidad y aprovechando esa debilidad me dije, seré una profesional que se graduará de la Universidad de El Salvador…..

Y fue así que emprendí un nuevo reto! Me inscribí en la Universidad, la cual en ese entonces no contaba con las condiciones mínimas de accesibilidad. Al inicio mi madre me acompañaba a los diferentes auditorios para tomar mis clases.

Recuerdo subir hasta el quinto nivel de los edificios que no contaban con ascensores y los que contaban no funcionaban. Luego me tocaba bajar para ir a mis laboratorios.

Así pasé mis días como universitaria, en medio de tumultos en la universidad, disparos de armas de fuego, detonaciones de bombas, humo provocado por gases lacrimógenos, las tanquetas, el rugir de los aviones caza y bombardeo.

Pero también estudiando, haciendo tareas, preparándome para lo parciales y exposiciones de laboratorios. Todo esto fue una experiencia donde había una combinación de emociones. Pero al final me di cuenta que sí valía la pena! Recuerdo que apunto de egresar de la universidad llegó la peritonitis a mi vida. Gracias a Dios, después de un proceso largo y doloroso, Dios me dio la fuerza y logré graduarme! Yo le decía a mi Dios, “gracias por el regalo de la vida para continuar enfrentando nuevos retos”.

Toda Habilidad-inclusion laboral MonteagudoDespués me tope con otro gran reto. Este era superar la etapa de mi inclusión laboral. Gracias a Dios logré tener un trabajo, obtener cierta independencia económica, que me permitió pagarme la universidad para estudiar mi maestría. Todo este proceso no fue nada fácil.

Luego pude experimentar la mano de mi Dios sosteniéndome en el momento de la muerte de mi amada madre e iniciar mi vida independiente. Fueron momentos muy difíciles pero tomada de la mano de Dios todo es posible.

Aunque me sentía realizada al haber alcanzado las metas propuestas, aún faltaba algo. Inicié mis primeros pasos como activista en Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad en La Asociación Cooperativa de Grupo Independiente Pro Rehabilitación Integral, (ACOGIPRI), del El Salvador . Allí tuve la oportunidad de aprender y capacitarme junto a otras compañeras con discapacidad. Pude viajar a encuentros y capacitaciones. Posteriormente se abrió paso, y surge lo que hoy es Fundación Sendas; una organización Cristiana de y para personas con discapacidad. Este proyecto fue uno de mis anhelos cuando era apenas una niña, cuando viví en carne propia lo que es la falta de rehabilitación, la discriminación y faltas de espacio para el desarrollo del potencial de las personas con discapacidad.

Toda Habilidad-Fundasendas Monteagudo
Celebración de la Fundación Sendas en El Salvador

Es por ello que la visión de Fundación Sendas es Bendecir a las Personas con Discapacidad en El Salvador y las Naciones.

En el año 2013 Fundación Sendas cumplió su décimo aniversario y me llena de satisfacción el tener el privilegio de ser una miembro fundadora. Estoy agradecida de tener un espacio para trabajar en una red entre iguales y apoyarnos en diferentes áreas. Sobretodo conocer a muchas personas con y sin discapacidad que están motivadas en emprender acciones para cambiar el enfoque de la discapacidad y pasar de ser visto como una persona digna de lástima y enferma que necesita ser rehabilitada a un enfoque de Persona que tiene igualdad de Derechos.

Por lo que se desarrollan talleres para dar a conocer la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad e incidir para que su aplicación sea efectiva. Paralelamente se trabaja para fortalecer el área espiritual de la persona con discapacidad y su familia, ya que somos un sector que ha sido discriminado por años y las heridas del rechazo afectan el desarrollo. Es por ello que en Fundación Sendas esta es un área prioritaria, donde se comparte lo que se tiene, “el amor de Dios en nuestras vidas.

En el marco del décimo aniversario de Fundación Sendas y el quinto aniversario de la entrada en vigencia de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, asumí enfrentar un reto que fuera histórico en el movimiento de las Personas con Discapacidad, fue así que con la ayuda de un buen amigo, se creó el Proyecto conocido como: Por el respeto de los Derechos de las Personas con Discapacidad Escalemos el Volcán de Izalco. Propiciando a la vez espacios de convivencia, unidad, empatía y el respeto a la dignidad humana, entre otros valores….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *